Brocheta de sepia y langostino

Las brochetas siempre son un segundo muy recurrente que simplifican el plato. Las ventajas son principalmente que se pueden dejar hechas de antemano para tan solo plancharlas al momento, y tras esto su presentación es muy sencilla, ya que los alimentos van agrupados en la propia brocheta y tan solo tenemos que acompañarla con una guarnición o salsa.

Hemos elegido una de sepia y langostino, ya que es una brocheta de cierto nivel, con lo que siempre quedaremos bien ante nuevos invitados. Podemos hacer numerosas variantes en nuestras brochetas, desde salmón, rape o vieiras por seguir con los pescados, o por el contrario de pollo, solomillo de cerdo o ternera en las carnes. Poco a poco iremos aumentando éste género con nuevas ideas.

  • Para 2 personas:
  • 1 sepia
  • 8 langostinos grandes
  • 2 barritas de txaka
  • 4 tomates cherry
  • 1 lima
  • Brotes de rucula y canonigos
  • 6 rabanitos
  • Vino blanco
  • Pimienta negra
  • Sal y aceite
  • Perejil rizado

    • Dificultad: Fácil.
    • Duración: 15 minutos de elaboración activa.

  • Sartén grande o plancha
  • Brochetas
  • Tabla y cuchillo
elaboracion
Primero prepararemos las brochetas. Limpiamos la sepia bajo el chorro del agua (generalmente se vende sin piel, si la conseguimos fresca retiraremos la piel y las tripas), le retiramos los tentáculos y las aletas laterales ( los podemos guardar para realizar un arroz para otra ocasión). Partimos la sepia en cuatro tiras anchas (como de dos dedos de grosor), cada tira la partiremos en cuadrados grandes también.
Pelamos los langostinos por completo. Desechamos la cabeza y piel. Partimos también los palitos de txaka en cachos grandes. Montamos la brocheta, empezamos con un tomate cherry entero, después insertamos un langostino entero y tras él un trozo de sepia. Tras la sepia introducimos un trozo de txaka y por ultimo otro de sepia. Repetimos el orden tanto como la largura de la brocheta nos deje, bien siendo dos o tres veces incluso (en brochetas grandes).
En una sarten grande o plancha hacemos las brochetas, las salamos por ambos lados previamente. Ponemos un poco de aceite y las hacemos a fuego vivo 8 de 10, las vamos a dejar 2 minutos por un lado hasta que tomen color, cuando estén doradas, las damos la vuelta, molemos pimienta sobre ellas (un toque, no mucha) y añadimos un chorrito de vino blanco (poco) y el zumo de media lima exprimida, las tapamos y bajamos el fuego a un 6, las dejaremos 3 minutos más para que se terminen de hacer. Si las hacemos en plancha como no podremos taparlas para crear el efecto de vapor añadiremos zumo de lima y vino blanco por ambos lados.
Mientras se hacen pasamos por agua, los brotes de canónigo y rúcula, lavamos los rabanillos y los cortamos en rodajas finas. Aliñamos la ensalada con un poco de aceite y sal.
Pasado el tiempo, retiramos las brochetas y emplatamos, dos brochetas por persona junto con un poco de ensalada, añadimos un poco de la salsa que se nos ha hecho en la sartén por encima de las brochetas y espolvoreamos perejil rizado tocado por encima. Servimos.
Posted by Asier Gorocica

3 comentarios el “Brocheta de sepia y langostino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s