Risotto Verde

Los risottos son para muchos los reyes del arroz, repletos de sabor y cremosidad, son un plato al que poco hace falta para sacar el máximo partido. Este risotto es íntegramente vegetal, y concretamente de vegetales verdes. Hecho con apio, espárragos trigueros y espinacas, este es un risotto no muy copioso perfecto para cualquier día de la semana. Esperamos que os guste…

  • Para 4 personas:
  • 400 gr. de arroz de grano redondo
  • 1 l. de caldo de verduras
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 1/2 manojo de apio
  • Hojas tiernas de espinacas
  • 1 cebolla
  • Parmesano rallado
  • Mantequilla
  • Sal y aceite

    • Dificultad: Fácil.
    • Duración: 30 minutos de elaboración activa.

  • Cazuela grande
  • Tabla y cuchillo
  • Sartén mediana
  • Rallador
elaboracion
Pelamos y picamos una cebolla, la picamos en cuartitos pequeños, bien picada. Tomamos unas cuatro ramas de apio y les quitamos las hebras (como si fuera una penca, con ayuda de un cuchillo tomamos un extremo de piel y tiramos desde lo bordes, sacaremos los pocos hilos que pueda tener). Lo partimos a lo largo y después a lo ancho en cachos pequeños.
En una cazuela con un poco de aceite vamos a pochar la cebolla y el apio. Lo haremos a fuego medio 5 de 10 para que se haga sin llegar a coger color. Cuando esté blando añadimos en arroz y lo dejamos hacer un minuto más con la verdura, poco a poco iremos añadiendo el caldo de verduras, lo añadimos siempre en caliente para no cortar la cocción ( lo mejor es tenerlo en otro cazo aparte al fuego ).
Iremos añadiendo el caldo según el arroz lo vaya absorbiendo , moveremos el arroz cada poco tiempo para que suelte el almidón y nos de ese aspecto meloso. Es conveniente que el arroz tenga un aspecto caldoso en toda su cocción, no dejándolo secar en ningún momento.
Por otro lado fundiremos un poco de mantequilla en una sartén, como un trozo de un par de dedos de anchura de un bloque. De los espárragos trigueros desecharemos los tallos del final que es la parte más dura, quedándonos con la parte media y superior. Los partimos en rodajas pequeñas. Cuando tenemos la mantequilla fundida añadimos los espárragos picados y los hacemos a un fuego no muy alto para que no se queme la mantequilla, un 6 de 10 +/-. Los dejamos hacer durante un par de minutos en la sartén y añadimos un par de puñados de brotes de espinacas. Las espinacas se ablandaran enseguida, Cuando esté todo blando lo añadiremos todo el contenido de la sartén al arroz en sus últimos 5 minutos de cocción.
Removemos todo bien y añadimos una ultima tanda de caldo, lo dejamos terminar todo junto y cuando el arroz está ya en su punto lo retiramos de el fuego y añadimos un buen puñado de queso rallado ( hemos utilizado parmesano, pero podéis usar un manchego o idazabal perfectamente ). Para mirar el punto del arroz lo mejor es ir probando cada poco tiempo ya que dependiendo del tipo de arroz su cocción puede oscilar entre los 12 y los 18 o 20 minutos.
Posted by Asier Gorocica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s