Pizza de rúcula y tomate estilo horno de leña

Pizza tradicional
Hoy vamos a intentar hacer una pizza al modo tradicional, intentando emular ese toque que le da el horno de leña a la masa. Destacamos la rúcula en la pizza, es algo que le da un frescor y sabor muy bueno, a la vez del contraste del tomate seco. Una pizza 5 estrellas, fácil, sana y que esperamos que os guste.

Ingredientes:

– 1 tomate grande
– 1 masa de pizza
– 6 tomates secos
– 1 cucharada de salsa de tomate
– 1 bola de queso mozzarella
– rúcula
– sal, aceite, orégano

Elaboración:

En principio partimos de una masa de las que venden ya hechas, si queremos hacer nuestra propia masa tenéis los pasos a seguir en la siguiente receta: http://abrasamefuerte.com/2013/12/23/pizza-italiana-casera/ .

Antes de empezar pondremos el horno solo con calor de la base de abajo a 260/270 º C.  También pondremos los tomates secos ha hidratar en un poco de agua templada durante 10 min. ( el tomate seco lo podremos encontrar en grandes superficies o tiendas de dietética, es un producto tremendamente consumido en Italia y cada vez más común de ver en las tiendas )

Mientras tanto vamos estirando nuestra masa sobre el mismo papel en la que viene envuelta. Ya estirada, echaremos una cucharada de salsa de tomate (dos a lo sumo) y la extenderemos por toda la masa, la idea es pintar toda la superficie con el tomate pero sin que nos quede salsa de sobra, ya que el exceso de salsa humedecería la masa y no lograríamos el efecto deseado.

Partimos el tomate en gajos y lo repartimos por la masa, partimos también el queso mozzarella en rodajas y lo colocamos entre el tomate en la masa. Sacamos el tomate seco del agua, ya estará hidratado de nuevo, lo partimos en  rodajas y lo echamos por encima del tomate y queso. Añadimos un poco de sal y orégano y un chorrito de aceite de oliva.

Ahora con la pizza montada ( sin la rúcula aún ) procederemos a introducirla en el horno. La cuestión es ponerla directamente sobre la base del horno que es la que estará muy caliente para que toda esa gran temperatura nos haga la masa en muy poco tiempo, y nos deje ese crujiente en la base de la masa como si fuera un horno de leña. Cogemos la pizza estirando el papel bien por ambos lados y lo ponemos directamente en la base del horno con papel y todo ( es recomendable tener el horno vacío de bandejas para no quemarnos ) , lo dejaremos 3/4 min. , notaremos que el papel se va ennegreciendo ( es normal ), pasados esos minutos, con la ayuda de una espatula empujamos la pizza a una bandeja ( ya tendrá consistencia ) y lo dejamos otros 4 min. esta vez ya en la bandeja dentro del horno.

El resultado sera una pizza crujiente por abajo, pero no muy hecha por arriba, si nos gusta más hecha podemos darle unos minutos de grill.

Para finalizar en un recipiente salamos la rúcula y le añadimos un poco de aceite de oliva ( muy poco ), lo mezclamos bien y la ponemos sobre nuestra pizza recién salida del horno.

Retiramos el papel, la ponemos en un plato y ya podemos servir.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s