Rosquillas de anís fritas

RosquillasIngredientes:
 
500 gr de harina
4 huevos
50 ml de leche entera
1 Sobre de levadura química (tipo Royal)
Ralladura de un limón y una naranja.
5 cucharadas de azúcar (unos 150 gr)
6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
20 ml de anís ( ½ chupito)
1 l. de aceite de girasol
1 trozo de corteza de limón (solo lo amarillo) para saborizar el aceite
 
Elaboración:
 
  Rallamos la cáscara del limón y de la naranja teniendo cuidado de no tocar la parte blanca o cutícula.
  Batimos los huevos con el azúcar hasta que se monten un poco. Añadimos la leche, el anís y las ralladuras de los cítricos. Volvemos a batir todo muy bien hasta que quede todo homogéneo.
  Añadimos el aceite de oliva virgen extra (o el mejor aceite de oliva que nos podamos permitir) y volvemos a batir hasta que el aceite esté bien mezclado. Mezclamos la levadura química con la harina y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior hasta conseguir una masa que se pega pero manejable. Podemos untarnos las manos con aceite para manejar mejor la masa, pero sólo un poco, tampoco queremos añadir más aceite del necesario a la masa.
  Preparamos una bola con la masa y la envolvemos en plástico film transparente, dejamos que repose en la nevera un par de horas.
  Pasado el tiempo de reposo de la masa, ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de girasol. Introducimos la corteza de limón en trozo dentro del aceite y ponemos el fuego a baja temperatura. La dejamos en el aceite durante 10 minutos y transcurrido este tiempo la quitamos.
  Para hacer la forma de las rosquillas, untamos de aceite de oliva la encimera y las manos, hacemos unas bolitas del tamaño de una pelota de ping-pong,  más o menos todas del mismo tamaño y abrimos un agujero en el centro ayudados de los dedos. De esta forma conseguiréis que queden todas iguales y muy esponjosas. Freímos las rosquillas teniendo mucho cuidado de que cojan color dorado pero no se quemen y las vamos depositando en una bandeja con papel absorbente. Espolvoreamos con azúcar por encima y esperamos a que se enfríen. Antes de servir una buena fuente de rosquillas las rebozamos en azúcar blanca o moreno.
 
 
Truco: Las rosquillas se pueden bañar en chocolate, o añadir 2 cucharadas de cacao en polvo a la harina antes de amasar y obtener unas deliciosas rosquillas de chocolate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s