¿Por qué hacer las compras de navidad con antelación?

  En estas fechas son muchos los que esperan a última hora para hacer las compras navideñas de comida, amén de otros productos. Dejando aparte el aspecto consumista de estos días, podemos aligerar la pesada carga a nuestros bolsillos siguiendo unas sencillas recomendaciones que os vamos a proporcionar desde abrasamefuerte.
En las grandes superficies y en algunas tiendas y supermercados de abastos ya tenemos en este mes promociones de 3 por 2 o incluso 3 por 1 en muchos productos. Dichos productos los

Mercado de la Ribera en Bilbao

Mercado de la Ribera en Bilbao

vamos a utilizar para la realización de nuestras suculentas recetas y son fácilmente almacenables, sobre todo el tema de conservas, aunque también en productos frescos.

Para realizar una compra “con cabeza”, deberemos planificar nuestro menú cuidadosamente y apuntarlo en un papel para ver todos los ingredientes que necesitamos. Esta lista de alimentos y condimentos es la que va hacer que nos ahorremos un dinero que seguro sabremos donde invertirlo.
 
Congelar los productos frescos:
 
Casi todos los productos frescos son susceptibles de congelación, aunque no todos de la misma manera.
La carne, un producto que seguramente triplicará su precio acercándose la fecha de navidad, se puede congelar fácilmente envuelta en film transparente. Si la pieza es grande siempre la podremos partir o decirle a nuestro carnicero de confianza que nos la porcione al gusto.
El pescado, producto que alcanzará precios prohibitivos acercándose la fecha, los podemos congelar envueltos en film transparente y si son piezas enteras, las congelaremos apoyadas en una base (por ejemplo la del cajón del congelador), hasta que esté dura y luego ya podremos apilar más comida. El caso del marisco es más fácil ya que es un producto que simplemente hay que congelarlo introduciendolo en un bolsa de congelados de las que usamos habitualmente.
 
La descongelación:
 
Este paso es más importante, incluso más que el de la congelación, ya que esto hará que el producto esté en perfecto estado de revista a la hora de cocinarlo.
La descongelación se hará dentro de la nevera, con lo cual, deberemos sacar los productos que necesitemos cocinar con 24 h. de antelación del congelador.
La carne se descongelará sobre una bandeja o fuente para recoger el líquido que soltará, al igual que el marisco. El pescado, un producto más delicado, se descongelará en una bandeja sobre la que colocaremos una rejilla y el pescado encima. Si no disponemos de una rejilla, podemos poner encima de la fuente, un trapo de cocina limpio y seco, el cual recogerá el agua sobrante del pescado.
 
Esperamos que estos consejos que aunque sencillos y de sentido común os sirvan no solo para las fiestas navideñas, sino para la conservación de alimentos todo el año.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s